Abdominoplastia endoscópica

¿En qué casos está indicada una abdominoplastia?

Reducir el tamaño del abdomen y devolverle el aspecto de vientre liso es uno de los deseos más frecuentes entre la personas que valoran someterse a una intervención de cirugía estética. La abdominoplastia es la intervención que hace posible corregir y eliminar el exceso de piel y grasa acumulado en la cintura y abdomen. Gracias a esta intervención el paciente recupera el tono muscular y el tan deseado vientre plano.

La abdominoplastia es la intervención que hace posible corregir y eliminar el exceso de piel y grasa acumulado en la cintura y abdomen.

Es una intervención que se realiza tanto en hombres como en mujeres. Está indicada para aquellas personas que han sufrido una gran variación en su peso o volumen, en el caso de las mujeres suele darse tras varios embarazos y en el caso de los hombres debido a un aumento excesivo de grasa abdominal por sobrepeso. También está indicada en aquellos pacientes que han sufrido una gran pérdida de peso y la zona del abdomen presenta exceso de flacidez.

En nuestro servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora realizamos dos tipos diferentes de esta intervención:

  • Abdominoplastia: consiste en extirpar el exceso de piel y la grasa sobrante del abdomen para acabar con la flacidez muscular y conseguir un abdomen más plano y una cintura más definida. Durante la intervención, el cirujano plástico le hará una incisión al paciente que permitirá aproximar los músculos abdominales que han cedido y restaurar la tensión de la pared abdominal. Por último, se extirpará la piel y la grasa sobrante y, en caso de que fuera necesario, se extraerán los acúmulos grasos mediante liposucción.
  • Abdominoplastia endoscópica: el cirujano plástico realizará un marcado y dibujará las zonas en las que se localizan los acúmulos grasos que van a eliminarse mediante un proceso lipoaspiración. Más tarde, se realizará una pequeña incisión por encima de la región pubiana y, con ayuda de una cámara de vídeo, reparará y tensará los músculos de la pared abdominal.

El especialista valorará cuál de las dos intervenciones está mejor indicada para cada paciente. En cualquier caso nunca hay que entender que esta intervención es un método de pérdida de peso, todo lo contrario, está indicada una vez que la persona ha bajado su peso con ayuda de ejercicio y dieta y sobra piel en el abdomen que ya no puede eliminarse.

Los resultados de una abdominoplastia son permanentes siempre que no se gane o pierda una gran cantidad de peso.

Todas nuestras intervenciones son realizadas en centros del más alto nivel técnico como los Hospitales HM Montepríncipe, HMTorrelodones y HM Puerta del Sur, que nos aseguran todos los medios necesarios para desarrollar nuestro trabajo con las mayor seguridad posible: unidad de cuidados intensivos, servicio médico especializado de guardia las 24 horas del día, banco de sangre…

Aunque la abdominoplastia es una cirugía importante no hay que olvidar que normalmente los pacientes no son de edad avanzada, están sanos y en la intervención no se manipula ningún órgano vital. Esto junto al estudio preoperatorio y valoración anestésica previa hace que los riesgos sean limitados.

Ofrecemos una primera consulta gratuita para que nuestros pacientes puedan hacernos todas las preguntas necesarias que les ayude a tomar la decisión de la forma más tranquila y conveniente posible.

Acerca del autor: