Toxina Butolínica - Bótox

Tratamiento con toxina butolínica – Bótox

La toxina botulínica es considerado como el tratamiento con mejores resultados para atenuar y eliminar las arrugas de expresión, principalmente de la región frontal, periorbicular y del entrecejo. Es utilizado también para combatir alteraciones como la hiperhidrosis.

Corrección de las líneas verticales del entrecejo (líneas glabelares).

Después de la reconstitución de la toxina botulínica se inyecta el volumen de inyección recomendado en cada uno de los 5 puntos de inyección: en cada músculo corrugador y una inyección en el músculo procero. La dosis será pautada por el médico en función de las necesidades del paciente.

Se produce generalmente una mejoría en el aspecto de las líneas verticales del entrecejo (líneas glabelares) a los 2 ó 3 días, observándose el efecto máximo en el día 30. El efecto dura hasta 4 y 6 meses después de la inyección.

Corrección de las líneas laterales periorbitales producidas en máxima sonrisa (patas de gallo)

Después de la reconstitución de la toxina botulínica se inyecta bilateralmente el volumen recomendado en cada uno de los puntos de inyección obteniendo de manera progresiva una mejoría de las líneas de expresión periorbitales.

VENTAJAS DEL USO DEL BÓTOX

  • Hace desaparecer las patas de gallo, las arrugas del entrecejo y de la frente, y eleva ligeramente las cejas hacia arriba, dando un aspecto más relajado y joven al rostro.
  • No necesita anestesia.
  • No requiere pruebas alérgicas.
  • Puede aplicarse también al cuello y escote.
  • Tiene óptimos resultados en el contorno facial, dando un aspecto más natural que los productos de relleno.
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Los resultados son visibles entre el tercer y quinto día y definitivos en quince días.

Otros tratamientos

null

REJUVENECIMIENTO FACIAL

null

CIRUGÍA
MAMARIA

null

OTRAS
CIRUGÍAS

Preguntas frecuentes

¿Quiénes pueden beneficiarse?

Aquellos pacientes jóvenes con primeras arrugas de expresión. En personas de edad, combinado con otras terapias como los productos de relleno.

¿Qué efectos secundarios podemos tener?

Pequeños hematomas que desaparecen en el transcurso de días y que se ocultan con el maquillaje.

Cefaleas y problemas derivados de una mala aplicación.

¿Cuándo está contraindicado?

En el embarazo, en pacientes tratados con anticoagulantes y en aquellos que padecen coagulopatías.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

En un 95% de los casos, tras la primera sesión se necesitan pequeños retoques. Entre las dos primeras sesiones deben transcurrir seis meses, siendo la tercera sesión pasados otros ocho meses y, finalmente, una sesión anual como mantenimiento.

¿Cuál es la técnica?

Inyección a dosis muy bajas de la toxina, con aguja muy fina y en pequeñas gotas, de forma superficial en la zona a tratar.

Noticias relacionadas