Liposucción asistida por láser - LAL

TRATAMIENTO

Este nuevo procedimiento quirúrgico está basado en la rotura de las células grasas (disrupción de los adipocitos) por el efecto término y fotomecánico de un láser Nd-YAG (SmartLipo MPX) y permite un tratamiento más rápido, efectivo y seguro de la grasa. La gran novedad de la técnica supone la asociación de dos longitudes de onda de láser 1064 y 1230 nm, lo que permite aprovechar las ventajas de cada una de ellas en la misma intervención: lipolisis y fotocoagulación por un lado y estimulación de colágeno por otro.

INTERVENCIÓN

A través de una mínima incisión, se introduce en la grasa subcutánea una cánula de 1mm de diámetro, en cuyo extremo se encuentra la fibra óptica que transmite la energía láser. El efecto de esta energía produce la rotura de los adipocitos, licuando la grasa. La sustancia resultante de la destrucción de estos adipocitos se extrae a continuación por medio de una cánula de aspiración.

El calor licua la grasa de forma mucho menos traumática que la liposucción tradicional, y el proceso de extracción de la misma, por aspiración, es mucho más rápido.

Además de la destrucción de adipocitos, el láser favorece la coagulación de los pequeños vasos del tejido adiposo y estimula la reorganización de colágeno en la dermis reticular. Estos hace que el postoperatorio mejore considerablemente respecto a las intervenciones de liposucción tradicionales, ya que el láser favorece la coagulación de los vasos y se evitan hemorragias y hematomas. Además, las pacientes se sorprenden de que el procedimiento sea prácticamente indoloro.

POST OPERATORIO

Las ventajas respecto de la liposucción tradicional son numerosas. En primer lugar, provoca un menor traumatismo quirúrgico, al provocar la movilización de la grasa por un efecto término y fotónico, no mecánico como la liposucción tradicional. Asimismo, disminuye el riesgo de sangrado postoperatorio gracias al efecto coagulador del láser; el calor coagula los vasos, reduciendo la hemorragia, por lo que se producen menos hematomas.

En cuanto a la recuperación postoperatoria, mejora notablemente gracias al citado menor desarrollo de hematomas y escasa reacción inflamatoria, al mismo tiempo que reduce de forma considerable el dolor postoperatorio.

RESULTADO

El calor favorece la retracción postoperatoria, por lo que se evita el descolgamiento y la flacidez; además, la estimulación de las fibras colágenas mejora la elasticidad, por lo que ayuda a remodelar el cuerpo.

Esta novedosa tecnología se puede emplear en zonas con flacidez cutánea en las que la liposucción tradicional está contraindicada, tales como el interior de los muslos o brazos o la papada, gracias a ese efecto de tensado cutáneo.

Preguntas frecuentes liposucción asistida por láser

¿Pueden quedar irregularidades tras una liposucción?

Sí, debido al proceso inflamatorio, cicatrización interna o a una redistribución irregular de la grasa, pueden quedar irregularidades en la zona tratada. Éstas se minimizan e incluso desaparecen con masajes de drenaje linfático iniciados en las semanas siguientes a la intervención. En caso de que persistieran, puede ser necesario realizar algún retoque para intentar regularizar la zona.

¿Cuánto duran los hematomas tras una liposucción?

Es normal que tras una liposucción aparezcan hematomas en la zona operada, más extensos si la persona tiene tendencia a tener cardenales tras golpes o contusiones. Normalmente desaparecen a lo largo de los tres primeros meses, pasando en este tiempo por distintas fases de color: rojo, morado, verde, amarillento, … Es importante evitar la exposición al sol durante los primeros meses tras una liposucción, para evitar que queden manchas permanentes.

¿Cuándo veré el resultado de una liposucción?

Una liposucción es una intervención quirúrgica y como tal no deja de ser una agresión al organismo. El organismo reacciona con una respuesta inflamatoria que se caracteriza por aumento del volumen en la zona tratada. Esta inflamación va cediendo poco a poco.

Se calcula que el 80% de esa hinchazón ha desaparecido a los tres meses, pero queda todavía algo de ese proceso inflamatorio hasta los 12 meses. Por eso el resultado definitivo de una liposucción se debe evaluar al año de la intervención.

Otros tratamientos

null

REJUVENECIMIENTO FACIAL

null

CIRUGÍAMAMARIA

null

OTRAS CIRUGÍAS

Noticias relacionadas