Lipotransferencia de grasa

TRATAMIENTO

La lipotransferencia es la técnica que más ha revolucionado la Cirugía Plástica en los últimos años. El tan denostado tejido graso se ha convertido en una fuente riquísima de tratamientos estéticos y reconstructivos.

La lipotransferencia o lipofilling es una técnica que hace referencia a la transposición de grasa extraída del propio paciente para mejorar la forma o aumentar el volumen de la zona que queremos tratar.

La grasa subcutánea tiene varias características que la convierten en un tejido idóneo para múltiples tratamientos:

  • Es abundante, por lo que puede utilizarse como material de relleno y para aportar volumen.
  • Al ser de la propia persona nunca provoca rechazo.
  • Es rico en factores de crecimiento que favorecen la cicatrización, la mejora de la circulación, la formación de colágeno, etc.
  • Es la principal fuente de células madre del organismo. Éstas pueden diferenciarse en multitud de tipos de células para regenerar nuevos tejidos.

En Cirugía Plástica cada vez se emplea más como tratamiento exclusivo o como complemento de otros. A continuación enumeramos algunas de las indicaciones en las que empleamos la lipotransferencia en nuestro Servicio:

Como material de relleno para aumentar volumen. Así se emplea para el aumento de los glúteos sin necesidad de recurrir a prótesis. También puede utilizarse para el aumento mamario si no se desea un volumen muy grande. Es el material de relleno ideal para las arrugas profundas de la cara, sobre todo en los llamados surcos naso-genianos (a los lados de la nariz).

En reconstrucción mamaria se emplea muy frecuentemente tras extirpar un tumor. Cuando se ha preservado la mayor parte de la mama y queda un defecto de volumen al extirpar un tumor, éste se puede corregir inyectando grasa.

En el rejuvenecimiento facial, gracias a la riqueza de factores de crecimiento, la lipotransferencia se emplea para aumentar el volumen perdido en las regiones de los pómulos y para dar más luminosidad y firmeza a la piel.

En el tratamiento de cicatrices hundidas la inyección de grasa no sólo rellena la depresión sino que mejora muy significativamente la calidad de la propia cicatriz haciéndola más elástica.

Las lesiones provocadas por la radioterapia son una de las mejores indicaciones de la lipotransferencia. La grasa mejora la calidad de la piel proporcionando más elasticidad, reduce las alteraciones de color y, en su caso el dolor.

En los últimos años hemos tenido éxitos muy significativos en el tratamiento de dolores de origen neuropático es decir, por lesiones nerviosas. Estos dolores, consecuencia de heridas, intervenciones quirúrgicas, traumatismos, etc. Son de muy difícil tratamiento con medicación. Hemos tratado con eficacia casos de dolores neuropáticos tras heridas por asta de toro, cirugía por tumores mamarios, cirugía abdominal, …

INTERVENCIÓN

El primer paso de la técnica de lipotransferencia es la obtención de grasa del paciente, habitualmente de abdomen, flancos o muslos. Esta grasa se obtiene mediante liposucción, y tras ser procesada mediante técnicas de centrifugación y/o decantación se infiltra como injerto en la zona que queremos rellenar.

La cantidad de grasa que se puede infiltrar en la zona deseada es limitada y es esperable la reabsorción de una parte de la grasa infiltrada. Por estos motivos, con frecuencia se necesitan varias sesiones para obtener el resultado deseado.

POST OPERATORIO

En la mayoría de los casos se puede realizar esta técnica en régimen ambulatorio. La zona donante de grasa tiene un postoperatorio similar al de la liposucción, con el uso de fajas durante al menos 3 semanas para adaptar la piel a su nuevo contorno y masajes linfáticos que nos ayudan a disminuir la inflamación.

El dolor se controla bien con analgésicos. Y la recuperación de la vida normal es rápida, tras 48-72 horas. Se deben evitar ejercicios intensos o deportes de contacto durante unas 2 o 3 semanas, pero recomendamos un ejercicio moderado desde el primer día postoperatorio.

RESULTADO

Con la lipotransferencia obtenemos rellenos muy naturales y perdurables. Además, la grasa aporta células madre que mejoran la calidad de la piel, muy especialmente en cicatrices o después de radioterapia.

Otros tratamientos

null

REJUVENECIMIENTO FACIAL

null

CIRUGÍAMAMARIA

null

OTRASCIRUGÍAS

Noticias relacionadas