Devuelve la juventud a tu mirada

Blefaroplastia: Devuelve la juventud a tu mirada

El paso del tiempo es inevitable y deja sus huellas en el rostro. Una de las zonas que más refleja la edad son los ojos: los párpados se van cayendo y se comienzan a formar pliegues o bolsas debajo de ellos, como primeras señales de envejecimiento. Afortunadamente existe una técnica 100 % efectiva y capaz de devolverle luz, firmeza y juventud a la mirada: la blefaroplastia.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

Es un procedimiento quirúrgico en el cual se extrae el exceso de piel, de músculo y de grasa, tanto de los párpados inferiores como superiores, para corregir las imperfecciones, arrugas y mejorar el aspecto estético de los ojos y su alrededor.

Los resultados de la blefaroplastia son evidentes de inmediato, por ello es una de las cirugías estéticas más demandadas en la actualidad. La técnica de esta operación puede variar. Para los párpados superiores se realiza una pequeña incisión para retirar el exceso de piel y de grasa, y se reacomoda el músculo. Para los párpados inferiores se emplea una incisión conjuntival para extraer la grasa, la ventaja de esta técnica es que no deja cicatriz visible. Otra opción se utiliza cuando hay más piel en exceso o más bolsas bajo los ojos, la incisión se hace bajo las pestañas, extrayendo las bolsas de grasa y reposicionando el músculo que rodea el ojo.

Una de las ventajas de la blefaroplastia es que es una cirugía ambulatoria, no requiere de hospitalización y unas pocas horas el paciente puede volver a casa. Para la operación, generalmente sólo es necesaria anestesia local, o sedación si la paciente lo solicita.

Es importante que antes de someterse a este o cualquier otro procedimiento quirúrgico, se realice una evaluación médica completa.

Cuidados postoperatorios tras la blefaroplastia

Tras la operación es normal que se presente inflamación en la zona de los párpados, esto debe mejorar considerablemente en aproximadamente una semana ó 10 días. Para esto es importante que se coloquen en esta área compresas frías durante el período de tiempo que el médico recomiende. Además se recetará gotas de colirio, antibióticos y pomadas que ayuden a la pronta cicatrización.

Es común que durante los primeros días tras de la cirugía se experimente una visión algo borrosa, pero esta va volviendo a la normalidad poco a poco. Generalmente se recomienda no usar maquillaje en los ojos durante algunas semanas además de evitar la exposición continua al sol.

Los resultados de la blefaroplastia pueden notarse una vez se haya concluido la cicatrización y haya bajado por completo la inflamación. Se estima que su duración es de al menos 10 años, aunque muchas pacientes no necesitan retoques quirúrgicos tras este tiempo, ya que esta cirugía logra un cambio positivo, significativo y perdurable de rejuvenecimiento en la imagen del rostro.

 

Acerca del autor: