Blefaroplastia, recuperación postopeatoria

Blefaroplastia, ¿en qué consiste?

La blefaroplastia es la intervención de Cirugía Estética encaminada a corregir las alteraciones estéticas de los párpados, especialmente el exceso o descolgamiento de la piel y las bolsas de grasa. La operación suele realizarse bajo anestesia local, en ocasiones se puede asociar una sedación, y de modo ambulatorio.

Blefaroplastia, postoperatorio.

Tras la intervención se desarrolla un proceso inflamatorio y suelen aparecer hematomas, especialmente en el párpado inferior que puede descender hasta la región de los pómulos. Así mismo puede percibirse una sensación de escozor en el ojo, algo parecido a la presencia de arenilla en el mismo. Para aliviar estas molestias en nuestro Servicio pautamos a los pacientes un protocolo de medidas tendentes a aliviar al máximo estas molestias.

Es importante saber que en la blefaroplastia no se manipula el globo ocular, por lo que no deben existir alteraciones en la visión.

Para ayudar a reducir la inflamación es recomendable dormir con el cabecero elevado o con dos almohadas. También se recomienda la aplicación de frío (gel o hielo) sobre los párpados.

La blefaroplastia no suele ser una intervención dolorosa y las molestias que puedan ocurrir se controlan bien con analgésicos como el Paracetamol.

Para ayudar a que los hematomas se reabsorban lo antes posibles se le recomendará que se aplique, especialmente en el párpado inferior una crema específica que acelerará el proceso. Dado que realizamos la intervención en el párpado inferior por vía conjuntival, no hay herida en la piel, por lo que se puede aplicar sin problemas esta crema.

La presencia de edema determina una sensación de tirantez en la piel de los párpados. Ésta es más acentuada hasta que se retiran las suturas del párpado superior (en el inferior no hay puntos habitualmente), lo cual se realiza a los 4-5 días. A partir de ese momento es recomendable aplicarse una crema hidratante de contorno de ojos para favorecer la hidratación y elasticidad de la piel.

[pullquote]Para ayudar a que los hematomas se reabsorban lo antes posibles se le recomendará que se aplique, especialmente en el párpado inferior una crema específica que acelerará el proceso.[/pullquote]Para prevenir la sensación de irritación ocular el protocolo de tratamiento postoperatorio incluye la aplicación de un colirio antiinflamatorio.

Es muy frecuente la aparición de legañas, sobre todo al despertarse. Recomendamos el lavado ocular con agua de manzanilla fría, la cual tiene un efecto calmante y antiinflamatorio muy eficaz. También es aconsejable colocarse sobre los párpados unas gasas empapadas en esa infusión de manzanilla fría, lo cual alivia la posible sensación de pesadez que ocurre en los primeros días.

No es aconsejable aplicarse maquillaje en los párpados ni rimmel en las pestañas en los primeros días tras la intervención.

En aquellos casos en los que el edema es muy significativo, indicamos unas sesiones de drenaje linfático manual para reducir la inflamación y aliviar la sensación de tensión en los párpados.

Pueden pedir cita previa en el 912 664 819 para una valoración gratuita o contactarnos a través de nuestro formulario web donde le atenderemos a la mayor brevedad posible.

Acerca del autor:

×