Mastopexia Madrid

Mastopexia, elevación del pecho sin aumento de volumen

Mastopexia, ¿en qué consiste?

La mastopexia es la cirugía estética cuyo fin es arreglar los problemas de pecho caído. Con el paso de los años el pecho pierde su forma, se vuelve flácido y comienza a descolgarse. Gracias a esta cirugía podemos recuperar un pecho firme y en la posición correcta.

Según una reciente información de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica, la mastopexia o elevación de las mamas, se ha convertido en una de las intervenciones estéticas más solicitadas. Las mujeres dan preferencia a elevar el pecho antes que a aumentar su volumen.

Como consecuencia, de cambios en el peso, embarazos o simplemente del paso del tiempo, la piel pierde su elasticidad y las mamas tienden a caerse. Es un proceso fisiológico y más acentuado en mujeres con pechos voluminosos.

Ante esas situaciones el cirujano debe explorar cuáles son los deseos de la paciente para así poder ofrecerle la técnica quirúrgica más adecuada.

Si la paciente sólo quiere elevar el pecho sin aumentar el volumen se realizará una mastopexia. Ésta consiste en extirpar el sobrante de piel, reconstruir la forma de la mama y elevarla así como posicionar la areola en una posición más alta. Nosotros empleamos una técnica especial que ancla el tejido mamario a una costilla para así retrasar el descenso del pecho. Dependiendo del sobrante de piel a extirpar la cicatriz será alrededor de la areola y vertical o añadiendo además una horizontal escondida en el surco de la mama.

Si además de elevar el pecho la mujer desea aumentar su volumen, realizaremos una mastopexia e implante de prótesis. Colocaremos unas prótesis y una vez posicionadas se recortará el sobrante de piel.

Por último, si la paciente desea elevar el pecho pero a la vez reducir su volumen, la operación adecuada es una mastopexia y mamoplastia reductora. En este caso se extirpará no sólo la piel sobrante sino también tejido mamario para reducir el volumen del pecho. Además se elevará la mama resultante anclándola a una costilla. Normalmente las cicatrices en este caso son una alrededor de la areola, otra vertical desde la areola al surco submamario y una tercera escondida en éste.

En cualquiera de los casos descritos la intervención se realiza bajo anestesia general y requiere ingreso hospitalario. A los tres días del alta se coloca un sujetador especial que debe llevarse durante un mes para evitar el desplazamiento de la mama durante el periodo en que está asentándose. Pasado este tiempo se puede realizar el ejercicio que se deseé aunque es recomendable hacerlo con un sujetador deportivo.

Si quieren conocer más acerca de este tratamiento pueden pedir cita previa en el 912 664 819 para una valoración gratuita o contactarnos a través de nuestro formulario web donde le atenderemos a la mayor brevedad posible.

Acerca del autor:

WhatsApp