Operación de reducción de pecho en Madrid

Reducción de pecho por problemas de salud

Para todas las mujeres los pechos son una parte relevante de su cuerpo y se asocian con la femineidad, sensualidad y belleza.

También existe la diversidad, todas las mamas son parecidas pero diferentes, ya que los tamaños y las formas varían dependiendo del cuerpo de la mujer. Una mujer puede sentirse a gusto con su pecho, pero en ocasiones no; pueden pensar que son muy pequeños y en otros casos el gran volumen ocasiona un problema de salud e incomodidad.

Operación de reducción de pecho

Denominamos hipertrofia mamaria a los senos de gran volumen, estos ocasionan problemas en la salud del paciente porque al ser grandes, también contienen un gran peso, el cual generalmente ocasiona dolores de espalda, irritaciones, alergias, humedad y por su puesto les causa problemas psicológicos como inseguridad, incomodidad y baja autoestima.

Lo positivo es que para esta hipertrofia mamaria hay solución, la mamoplastia reductora o cirugía plástica de reducción de senos. La misión de esta intervención es reducir el peso y el volumen de los senos, mediante retirar el exceso del tejido de los senos, para así lograr que la paciente se vuelva a sentir cómoda y segura de sí misma.

Dependiendo del cuerpo y el tamaño de la mujer se reducen los senos para lograr un resultado armónico.

¿A qué edad se debe hacer la mamoplastia reductora?

No existe una edad exacta para hacer esta intervención quirúrgica. Sin embargo, es recomendable que los senos se hayan desarrollado por completo, es decir, que la edad del desarrollo ya haya pasado.

La misión de esta intervención es reducir el peso y el volumen de los senos, retirando el exceso del tejido de los senos, para así lograr que la paciente se vuelva a sentir cómoda y segura de sí misma.

Aunque esta cirugía te ofrezca los beneficios que has buscado, sin en un futuro se plantean tener hijos, el embarazo puede causar que los senos tengan cambio en su tamaño. Muchas pacientes deciden hacerse la reducción antes de tener hijos y deben tener en cuenta que si en un futuro quedan embarazadas pueden sufrir cambios en sus senos.

Es importante que el cirujano esté al tanto de los planes para hacerle saber qué esperan, qué tamaño desean y si tendrán hijos.

Existen diferentes tipos de hipertrofia mamaria, la llamada hipertrofia virginal o puberal y la hipertrofia de la mujer adulta.

Lo normal es que una mama tenga un peso entre los 250 y 400 gramos. Desde allí comienzan los diferentes tipos:

Tipos de hipertrofia mamaria

  • Leve: Cuando la mama pesa entre 400 y 600 gramos.
  • Moderada: Con un peso entre 600 y 800 gramos.
  • Severa: Entre 800 y 1400 gramos.
  • Gigantomastia: Cuando la mama pesa más de 1500 gramos.

El objetivo de esta intervención es conseguir la comodidad de la persona, su seguridad, autoestima. Y mejorar su calidad de vida. La mamoplastia consigue que la persona mejore su salud y su aspecto físico.

Si desea información adicional sobre esta intervención no dude en contactarnos, la primera consulta informativa es gratuita, y además puede solicitar cita online desde nuestra web.

 

Acerca del autor:

WhatsApp