Ginecomastia

Ginecomastia: cómo solucionar el agrandamiento de pecho en el hombre

Qué es la ginecomastia

Podemos definir la ginecomastia como el aumento del volumen mamario en el varón. Es muy frecuente en dos momentos de la vida:

  1. En la adolescencia prácticamente el 20% de los varones tiene un aumento transitorio del volumen de la mama que luego desaparece.
  2. Entre los 50 y los 55 años de edad, donde el 50% de los los varones también experimentan un aumento del volumen de sus mamas.

Causas de la ginecomastia

Este aumento del volumen mamario puede deberse a un incremento del tejido glandular que en la mujer produce la leche, o acompañando este aumento del volumen glandular a un aumento de la grasa.

Esta patología se trata quirúrgicamente siempre y cuando no desaparezca espontáneamente, como ocurre en gran parte de las ginecomastias de la pubertad.

Diagnóstico de la ginecomastia

Se trata de distintas formas según el componente que provoque el aumento mamario, por eso es muy importante hacer un diagnóstico previo correcto. Éste se hace a partir de la exploración física, estudio hormonal y ecográfico.

La ecografía es un estudio no invasivo, indoloro, que nos va a informar qué es lo que provoca ese aumento mamario, si es grasa, o si es glándula mamaria, ya que el abordaje de tratamiento es distinto en un caso u otro.

Tratamiento de la ginecomastia

Por aumento del tejido glandular

En caso de que el aumento de la mama sea a expensas de tejido glandular o mamario exclusivamente, lo que hay que hacer es lo que se llama una mastectomía subcutánea, es decir, quitar todo ese tejido mamario que hay debajo de la piel. Es una intervención quirúrgica con anestesia general que se lleva a cabo a través de una incisión por debajo de la areola y donde se retira ese exceso de tejido glandular.

Por aumento del tejido glandular y exceso de grasa

En la mayor parte de los casos ese aumento del volumen mamario es mixto, hay un aumento del tejido glandular y también un aumento de la grasa subcutánea. En estos casos el abordaje tiene que ir encaminado a eliminar esos dos excesos de tejido.

En nuestro equipo abordamos la eliminación de ese exceso de grasa que acompaña a las ginecomastias por medio de la liposucción asistida por láser.

La liposucción asistida por láser permite que la piel que queda sobrante se retraiga sobre sí misma y se adapte al nuevo contorno con lo cual evitamos el riesgo de descolgamiento o flacidez después de aspirar ese exceso de grasa subcutánea que acompaña la ginecomastia.

La liposucción asistida por láser consiste en aspirar la grasa y simultáneamente en la misma intervención calentar la dermis (la capa más profunda de la piel) para ayudar a que genere de nuevo el colágeno y las fibras elásticas y se retraiga sobre sí misma y adapte al nuevo contorno. Gracias a este proceso la superficie de la región anterior del tórax queda plana y sin irregularidades ni flacidez.

Resultados tras la ginecomastia (antes y después)

Posoperatorio

Normalmente después del tratamiento quirúrgico de la ginecomastia, el paciente queda ingresado 24 horas, y se va a casa con una camiseta especial que comprime la zona anterior del tórax para que los tejidos se adapten al nuevo contorno.

La sutura que se da en caso de que se haya hecho una mastectomía subcutánea para eliminar el tejido glandular son unos puntos reabsorbibles, es decir, que no son necesarios retirarlos con posterioridad.

La zona tendrá algo de hematomas hematomas que van a ir desapareciendo en un plazo de entre 7 y 10 días, y por último se recomienda al paciente que lleve la prenda de compresión, es decir la camiseta, durante un mes.

Durante ese mes recomendamos evitar hacer ejercicios, sobre todo, que movilicen el músculo pectoral, porque puede hacer que haya hematomas, incluso que se formen irregularidades o pliegues que no nos permitan obtener un resultado estético óptimo.

Acerca del autor:

×